El crecimiento en la India no ha conseguido alcanzar el ritmo de China, pero las marcas originales globales de la industria automotriz y sus proveedores siguen deseosos de fortalecer su producción en el país

La incertidumbre política que ha afectado a la India en los últimos años ha resultado en un entorno incierto para la industria automotriz a la hora de planificar este mercado potencialmente enorme. La expectativa generalizada era que la India sería un reflejo exacto del rápido crecimiento económico en China, pero últimamente el crecimiento ha sido muy modesto o incluso descendente en el mercado automovilístico. Las ventas totales en la India cayeron en 2013 por primera vez desde 2002, incluyendo un descenso en la venta de automóviles de pasajeros del 11% hasta 1,8 millones de unidades, aunque las ventas de vehículos industriales aumentaron en más de 500.000 unidades. La venta de vehículos comerciales grandes cayó un 29% hasta 215.000 unidades.

El gobierno respondió al descenso de ventas reduciendo los impuestos especiales, lo que generó un ligero aumento de la demanda a partir de mediados de 2014: en mayo, junio y julio las ventas aumentaron, la cifra de julio de 138.000 unidades representa un aumento del 5% respecto a julio de 2013.

El potencial de crecimiento del mercado automotriz indio es ampliamente conocido, y es evidente en las grandes inversiones que se han realizado en el país, pero la reciente incertidumbre ha decelerado las inversiones. Con la reducción de los impuestos especiales que están aumentando las ventas, existe una mayor expectativa de que lleguen nuevas inversiones. El clima político de la actualidad parece más estable que hace algunos años. La mayoría de las últimas inversiones y expansiones en la industria automotriz en la India proviene de empresas internacionales, como se señala en este artículo.

A pesar de las dificultades actuales, los analistas de la industria automotriz en la India se mantienen positivos sobre las expectativas futuras. Ernst & Young India por ejemplo estima un crecimiento económico anual de entorno al 7-8%, lo que se debería traducir en un crecimiento notable de los ingresos per cápita y por lo tanto en una mayor tasa de propietarios de vehículos. E&Y India considera que en 2020 el mercado doméstico será de entorno a 6-6,5 millones de vehículos y otros 2 millones de unidades para exportación. Ford calcula 7 millones de unidades al año para la india en 2020, mientras que las previsiones del especialista en transmisiones ZF en la India son más optimistas y predicen que se producirán 9 millones de vehículos al año en la India.

Centrados en vehículos pequeños, crossover y SUV/monovolúmenes
Se espera que el crecimiento del mercado indio sea mayor en dos segmentos: los modelos sedán de nivel de entrada y modelos crossover, monovolumen y SUV pequeños o compactos. No es sorprendente que este tipo de vehículos sean los que los fabricantes globales están fabricando o comenzarán a fabricar en el país. El Duster de Renault (comercializado como Dacia Duster en Europa) y el Ford EcoSport son los SUV pequeños típicos que están resultando muy populares en la India; en el segmento de monovolúmenes destacan lo modelos Honda Mobilio, Toyota Innova y Nissan Evalia. En el segmento de coches pequeños han tenido muy buena acogida los modelos Datsun Go y Hyundai i20; y en Hyundai, la demanda de la india y la región ha sido tan grande que ha trasladado su producción del i20 de Europa a Turquía, lo que permite a la planta india centrarse en suministrar al mercado doméstico y regional.

VW Pune, India

Si se cumplen las expectativas de crecimiento indicadas anteriormente, o si son cercanas, entonces será inevitable un cambio en las cuotas de mercado y las posiciones relativas de las principales marcas de vehículos.

El líder actual en el mercado es Maruti Suzuki (en la práctica se trata de una marca doméstica a pesar del control por parte de Suzuki de la gama de modelos) y cuenta con una cuota de más del 40%. Esta cuota bajará seguramente cuando las grandes marcas internacionales que comentamos a continuación se expandan en la India. Y esto sucederá a pesar de las expectativas de Maruti Suzuki de aumentar las ventas de 1,1 millones a 1,5 millones de unidades al año en la India a la vez que aumentan las exportaciones de 120.000 a 300.000 unidades.

Mahindra & Mahindra y Tata (propietarios de Jaguar Land Rover) son los otros agentes principales en la India. El presente artículo se centra sin embargo en las inversiones y planes de crecimiento de las marcas internacionales, que comienzan a mirar a la India con mayor seriedad que nunca antes.

Los norteamericanos: Ford, GM y Fiat Chrysler
Ford
cuenta con operaciones sustanciales en la India. A pesar de los problemas financieros del grupo en Europa y Sudamérica, la empresa sigue invirtiendo en el país. Está finalizando una inversión de mil millones de dólares en su nueva planta de Sanand cerca de Ahmedabad. Esta será la segunda planta de la empresa después de su ya veterana fábrica de Chennai. Las dos plantas tendrán una producción conjunta de 610.000 motores y 440.000 vehículos. Sanand será una de las plantas más automatizadas de Ford en Asia con un nivel del 95% en el taller de carrocería (frente al 30% de las otras plantas de Ford en la región). Esta nueva planta contará con el apoyo de una red de proveedores clave que han establecido plantas en la cercanía.

GM tiene menor presencia que Ford en India. Cuenta con dos plantas y una capacidad total de 250.000 unidades (aunque algunos informes aumentan la cifra a 280.000); la fábrica en Talegaon produce cerca de 160.000 unidades al año, la planta de Halol en Gujarat es menor, con una capacidad de 110.000 unidades. Ambas plantas recibieron inversiones en 2012-13 por lo que consiguieron aumentar su capacidad de producción desde 140.000 y 85.000 unidades respectivamente.

GM Halol
La expansión de Halol incluye un nuevo taller de prensado, por lo que es una instalación de producción integral. Uno de los modelos elegidos para la planta de Halol es el monovolumen Enjoy, un modelo de 8 plazas desarrollado por SAIC en China, producirá el Sail, un modelo de segmento B en formato sedán que sustituirá a la anterior versión hatchback.

En Talegaon, GM añadirá la producción del Beat (versión para exportación del Spark) a principios de 2015; este vehículo se venderá en África, y si tiene éxito, se exportará a otros mercados, lo que podría representar una mayor expansión de la fábrica india. El Beat también se exportará a Latinoamérica, Chile recibirá la primera entrega desde la India antes de que acabe 2014.

Fiat Chrysler también ha reconocido el potencial de la India. Fiat lleva trabajando en la India desde hace varios años, pero con vehículos de nivel de entrada, principalmente versiones del Palio, el modelo clave de la marca para los mercados emergentes como Sudamérica, India y Rusia. Ahora que la reciente fusión Fiat Chrysler funciona a pleno ritmo, se ha adoptado una nueva estrategia para la India, se producirá y venderá un rango de modelos más amplios en el país.

A finales de octubre de 2014 surgieron informes sobre la producción por parte de Fiat Chrysler de un SUV de segmento C con la marca Jeep como parte del proyecto 556, a partir de finales de 2016. Se espera que la producción de este vehículo se realice en una nueva línea en la fábrica india de Fiat en Ranjangaon, cerca de Pune; este programa está destinado a sustituir el Patriot/Compass. También se espera que la misma fábrica produzca otros vehículos del programa 326 que sustituirán los modelos Punto y Linea, también en los próximos dos a tres años.

Los europeos: VW y Renault
Volkswagen
entró inicialmente en el mercado indio con la marca Skoda en 2001 y se está preparando para una nueva fase de expansión en la India. La empresa trabaja actualmente en sus dos instalaciones de producción en el país, en Pune y Aurangabad. La planta de Pune ha recibido hasta el momento una inversión total cercana a los 800 millones de dólares y tiene una capacidad de 130.000 unidades al año, se prevé una inversión adicional de 250 millones de dólares en los próximos cinco a seis años. Esto conllevará entre otros el aumento de la capacidad a 200.000 unidades al año.

VW también pretende aumentar la localización de los componentes para los vehículos que produce en la India desde el nivel actual de dos tercios hasta un 90%. Naturalmente, esto requerirá también una inversión notable por parte de los proveedores y probablemente conllevará que varios proveedores europeos de VW se vean animados a desplazarse a la India para apoyar esta estrategia. Adicionalmente, VW agregará la producción de motores diesel a Pune a finales de 2014; se está instalando la capacidad para producir entorno a 100.000 motores TDI de 1,5 litros en tres turnos en una planta que ya cuenta con talleres de prensado, carrocería y pintura e instalaciones de ensamblado.

También hay que tener en cuenta que hasta ahora ha producido principalmente Skodas y VW pequeños, actualmente los modelos Polo y Vento tanto con volante a la izquierda como a la derecha. Sin embargo, recientemente ha añadido la producción del Audi A3 Sedán a Aurangabad; la producción de este modelo comenzó en agosto en un único turno, el plan inicial es producir 14.000 unidades al año. Así comenzará en el país lo que VW denomina un nuevo segmento de modelos sedán compactos de lujo. El principal modelo producido por Skoda en la India es el sedán Rapid junto con un número reducido de modelos Superb producidos a partir de kits CKD. Todavía se están desarrollando planes de producción a largo plazo y se espera que incluyan modelos SUV en un futuro cercano.

Renault centra su presencia en la India en una joint venture junto con Nissan en una planta de Chennai. Al igual que otras muchas fábricas de automóviles en el país, recientemente ha recibido inversiones para expandir su capacidad. En 2013 creció en dos fases de 380.000 a 480.000 unidades al año, principalmente para acoger la producción del nuevo rango de Datsun que Nissan también está produciendo en Rusia, Indonesia y otros países países emergentes. Se ha revitalizado la marca Datsun para aprovechar lo que Nissan considera un mercado en expansión para vehículos low-cost de nivel de entrada; Nissan no ha querido devaluar su marca existente con la producción de versiones low-cost de los modelos existentes con su propia marca.

Además, la fábrica de Chennai es notable por ser la primera operación realmente conjunta entre Nissan y Renault. Por ejemplo, la planta ha producido los modelos Nissan Micra y Sunny bajo el mismo techo que el Renault Duster (la marca Dacia no se ha utilizado en la India). Algunos Micra se exportan actualmente a Europa, aunque en 2016 la producción del próximo Micra vuelva a Europa, Renault fabricará el nuevo modelo en Francia, donde cuenta con mucha capacidad no aprovechada.

Renault India
Los modelos Micra y Sunny se han producido como Renault Pulse y Scala, pero las objeciones de los consumidores hacia estas dobles marcas han llevado a interrumpir este método. Nissan también ha producido el modelo Teana, que ha sido descrito por la prensa india como un sedán premium, y el monovolumen Evalia. El Duster se exportó al Reino Unido hasta hace poco porque Dacia no contaba con una capacidad de producción de volantes a la derecha en Rumanía, actualmente se está solucionando y los Duster para el Reino Unido se producen ahora en Rumanía. El desplazamiento de la producción del Duster para el RU fuera de India también representa un beneficio comercial y logístico para Renault en la India, que se vio afectada por fluctuaciones de las divisas.

Cuando Chennai comience a producir el rango Datsun a pleno ritmo en 2015, la inversión de Renault-Nissan en Chennai habrá excedido los 1.000 millones de dólares. El sitio también dispone de espacio para construir una segunda planta con una capacidad adicional de 400.000 unidades al año si la demanda es suficiente. El primer Datsun, el modelo GO (un hatchback de cinco puertas) salió de la línea de ensamblado de Chennai en febrero de 2014, se esperan otras versiones en los próximos años, incluido un monovolumen.

La instalación actual también produce motores para los rangos Renault, Nissan y Datsun, la decisión de localizar la producción de motores se ha tomado para superar los impuestos del 60% de importación de motores, ahorrar en costes de transporte y evitar riesgos en la fluctuación de divisas. Aunque los motores están diseñados y desarrollados en Japón y Francia, los motores fabricados en India tendrán un contenido local de casi el 100%. Nissan declaró en 2013 que sus vehículos ya tenían un contenido local de entorno al 90%, excluyendo los motores.

Conviene recordar que el principal competidor francés de Renault, PSA, no está activo en la India ya que abandonó el país en 1997; ha habido rumores de que volvería, pero en Agosto de 2014 la empresa negó tener planes para asociarse con Mahindra. PSA tiene suficientes problemas en Europa y mejores oportunidades de expansión en China.
 

Las marcas de gama alta

Además de las inversiones de los fabricantes de grandes volúmenes, las marcas de gama alta tampoco están ignorando a la India. BMW/Mini, Mercedes y Jaguar Land Rover (que pertenece a la india Tata) poseen todas una presencia en desarrollo en el país, aunque todavía sea modesta.

BMW decidió producir los modelos Mini Countryman y Mini One en su planta de Chennai, lo que convierte a la India en el primer emplazamiento fuera del Reino Unido en producir minis, aunque sea a partir de kits CKD. Se producen los modelos Mini junto con casi todo el rango de BMW, que también se ensambla a partir de kits, por ejemplo las series 1, 3, 5, 7, X1 y X3. La capacidad de Chennai es reducida aunque aumentó a finales de 2013 de 11.000 a 14.000 unidades anuales. También se está desarrollando una segunda fábrica en la India y debería estar en funcionamiento en un futuro cercano.

Este paso servirá para aumentar el contenido local de los BMW ensamblados en la India, aparentemente la empresa planea utilizar en la India motores de Force Motors, que también suministra motores a las operaciones en la India de Mercedes. Force abrirá una nueva planta para suministrar automóviles BMW en Tamil Nadu, y realizará una inversión de 100 crores de rupias (16 millones de dólares).

Mercedes opera en una planta de ensamblado de 10.000 unidades principalmente a partir de kits CKD para producir los modelos clase S y clase M, en junio de 2014 informaron sobre la construcción de una segunda planta de ensamblado. Mercedes duplicaría así su capacidad en la India, aunque todavía no se ha confirmado qué modelos se producirán en dicha planta.

Jaguar Land Rover ensambla los modelos Jaguar XF y XJ y Land Rover Freelander a partir de kits CKD. Está prevista la producción integral en un futuro cercano. También han informado sobre la posibilidad de desplazar la línea de ensamblado y mecanizado del Freelander del Reino Unido a la India para permitir a Tata realizar una versión modificada del Freelander con la marca Tata. Sin embargo, este punto todavía no ha sido confirmado.

Chevrolet Spark
Los japoneses: Nissan, Honda & Toyota
Además de Nissan (presente junto con Renault) la mayoría de los constructores japoneses tienen una presencia fuerte en la India, Suzuki de hecho es una marca doméstica a través de su participación en Maruti.

Honda cuenta con dos plantas de vehículos en el país y está planeando una tercera en Gujarat. Sus plantas actuales se encuentran en Greater Noida, Uttar Pradesh y Tapukara, Rajasthan. Esta última planta es una instalación integral de producción y actualmente produce 60.000 unidades anuales en un único turno, aunque pronto pasará a un sistema de dos turnos. Esta instalación tiene mucho espacio para expandirse mientras que la fábrica en Greater Noida es más limitada. Tapukara ha estado produciendo el modelo Amaze, un coche pequeño, y añadió el City en septiembre, después de su traslado desde Greater Noida.

La clave de la decisión de construir una tercera planta es el deseo de Honda de utilizar la India como núcleo de exportaciones para la región. Honda se define como un fabricante líder de vehículos premium en la India y ahora se ha pasado al segmento de los monovolúmenes con el Mobilio de siete asientos. Este vehículo se encuentra en el núcleo de la estrategia de exportaciones de Honda en la India y Sudáfrica será el primer mercado en recibir modelos exportados durante el último trimestre de 2014. Además de exportar vehículos, Honda planea utilizar su planta en Rajasthan como base para la exportación de transmisiones manuales, estas se suministrarán a las plantas del fabricante en toda Asia y también en Latinoamérica.

Toyota está presente en la India desde hace algunos años y principalmente produce vehículos industriales y pequeños automóviles de nivel de entrada, aunque recientemente sus operaciones han sufrido problemas debido a conflictos laborales en la planta Toyota Kirloskar en Bidadi, cerca de Bangalore. Estos conflictos se han prolongado 11 meses y han resultado en un cierre patronal de la plantilla en 2014. El bloqueo se solucionó un mes más tarde después de la presión del gobierno, pero la posición de Toyota en el mercado indio ha sufrido un duro revés. La prueba de ello está en la notable bajada de ventas antes de que finalizara el conflicto, en marzo de 2014 por ejemplo, sus ventas en el país fueron de 9.000 unidades, menos de la mitad de las 21.000 unidades vendidas en marzo de 2013.

Seis meses más tarde la situación parece estar mucho mejor para Toyota India, la empresa alcanzará la máxima producción de su planta de Karnatakain con capacidad para 300.000 vehículos. La producción actual es de 150.000 unidades al año, pero los pedidos de exportación y la expectativa de crecimiento en el mercado local hacen que Toyota crea en la posibilidad de utilizar la fábrica a plena capacidad. Su principal producto es el modelo Etios, con versiones hatchback, sedán y crossover y también se exporta a Sudáfrica y a otros mercados del hemisferio sur.

Representando a Corea: Hyundai
Finalmente, entre las principales marcas internacionales de grandes volúmenes se encuentra Hyundai, que estableció la capacidad plena de desarrollo de producto así como operaciones de producción completas. La filial India de la empresa es la responsable del desarrollo del i20 actual, que también se fabrica en Turquía para el mercado europeo. En un paso similar al tomado por Honda, Hyundai ha designado a la India como punto central de suministro para diversos países emergentes en el sudeste asiático, Latinoamérica y África.

Concretamente, Hyundai India tiene la función del desarrollo de las ventas en los siguientes países: Mozambique, Nigeria, Sudáfrica, Argelia, Indonesia, Myanmar, Filipinas y Vietnam. Adicionalmente, continuará exportando a mercados asignados a la planta india, es decir, Australia, México, Colombia, Chile y Perú. Se espera que las exportaciones respondan en el futuro a un 40% de la producción de Hyundai India, por encima del 30% de los últimos años y a pesar de haber transferido la producción de Europa a Turquía.

Inversiones de proveedores

Renault India
No solo los fabricantes se han expandido a la India, también los proveedores. Al igual que en otras partes del mundo, existe la presión para aumentar los suministros locales y esto ha empujado a los proveedores a realizar inversiones en el país para apoyar la expansión de las plantas de vehículos en la India.

Algunas de las inversiones también han estado destinadas a las exportaciones, el aumento de los contenidos indios en los vehículos producidos en EEUU y Europa es un fenómeno reciente. Esto ha llevado a un número de empresas indias a expandirse en otros países a través de adquisiciones, empresas como Amtek de fundición y Sumavardhana Motherson (SMIL) de iluminación y mazos de cables han progresado fuera de la India más de lo que lo han hecho los fabricantes de automóviles.

En la propia India, SMIL ha comenzado una nueva joint venture con Magneti Marelli para producir amortiguadores en Pune en la planta ya existente de Magneti Marelli. Hay una asociación similar entre la india Setco India y la empresa española Lingotes Especiales para producir fundidos ferrosos mecanizados en la India para suministrar tanto a empresas de automóviles como a proveedores de nivel uno como Valeo y TRW.
 
Sin embargo, será la expansión de las plantas de automóviles la que tendrá el mayor impacto en términos de expansión de la producción de componentes en la India. Como indicábamos anteriormente, Ford ha convencido a más de 15 de sus proveedores clave para que establezcan fábricas cerca de su nueva planta en Sanand, Gujarat, con lo que la inversión total será de más de 80 millones de dólares; un portavoz del gobierno regional declaró que ésta será la mayor implantación combinada en el sector de los proveedores en el estado desde que varios proveedores de Tata se desplazaron desde Singur en West Bengal a Sanand hace una década. Hasta julio ya se han desplazado 13 proveedores, incluidos Getrag Transmissions, Valeo, Noble Automotive, Caparo, Magna Cosma, Indica Industries, Mahabal Metals y JBM Autosystem. Mitsubishi Steel ha establecido una planta para suministrar a Ford desde fuera del parque de proveedores y se espera que otros muchos hagan lo mismo en un futuro cercano.

Topics